sábado, 25 de abril de 2015

PERFUME DE PIEL Y DESEO


Mientras las manos descubren senderos escondidos,
Se abren paraísos húmedos de hambre.
No me basta con escribirte poemas con la luna,
necesito ser locura en tu razón de orquídea reina.
No me basta con pensarte cuando hay melancolía,
necesito vivir la noche en tus brazos como poeta.
No me basta con rimar mi boca con tus besos,
necesito conjugar el verbo de tu cuerpo con el mío...¡¡

A veces, Amor...siento que en un suspiro,
te tengo en la punta de mi lengua pecadora...¡¡
A veces Amor…siento que en un sueño
eres la realidad que me hace santificar tu boca.
A veces Amor…siento que tu desnudez
Es una tibia marea en el reino de mis sábanas.
No me basta con soñarte como luna llena,
necesito conjugar el verbo de tu alma con la mía...¡¡

Orquídeas tiritan de nostalgia en la ara de la noche
Mientras Imagino la copa de tus pechos en mis labios,
Y el temblor de tus escalofríos en la gema de mis dedos
Como cálido manantial fluyendo por tu espalda.
Coronó tus colinas con el telar que tejo con mi lengua,
Trillo trigales húmedos de uvas con mi lagar de besos.
Te alzó sobre mi reino a tus pies sometido por tu piel,
Te declaro santa y pecadora en el nudo de mis brazos.
No me basta con amarte mujer de este modo tan poético
Necesito tu cáliz por comulgar con mis pecados favoritos…¡¡

Mujer, en el paraíso sin límites del nudo de tus brazos
Me declaro poeta y pecador por una manzana mordida,
Proclamo santidad en el templo de tu gloria como adán
Y no me basta con hacer de tu carne mi territorio,
O de tu llamarada interna mi hoguera intensa,
Y de tus labios reciba la savia de tus besos,
necesito que seas evangelio para el salmo de los míos.


©WalterPineda™
Publicar un comentario en la entrada