domingo, 21 de agosto de 2016

PECADO FAVORITO



Mujer,
quiero mirar en tus ojos
el reflejo puro y transparente
de tu corazón
y desear tus labios
como fruta predilecta.

En ti únicamente
puedo ser lo que me da vida.
Dios puso en ti la comunión tibia
para comulgar nuestras tristezas
y tocar por un momento breve,
carne a carne boca a boca,
el paraíso que se nos negó
hace ya tantos años ¡¡¡

Mujer,
me nutro de la miel de tu sonrisa,
y en lo que tejen tus manos suaves
en mi piel como redes invisibles.
Sentirte cerca
a un beso de distancia,
a tiro de un suspiro
o a una simple ráfaga de tu aroma,
es caricia en mi alma obrera.

Mujer,
en tu rostro sobre el mío,
en tu pelo sobre mi rostro,
en tus pechos en mis labios,
en tu horcajadas en mi pecho
en tus suspiros y los míos,
en cada marea que nos lleva y nos trae,

tu y yo somos de dios el pecado favorito.

WalterPineda©
Publicar un comentario en la entrada