domingo, 30 de enero de 2011

MIEL PURA Y DERRETIDA

Déjame ser Yo en Ti un nudo firme y apretado.
Asirme estremecido al muelle calido de tu cuerpo.
Anclando a tu boca el velero roto de mis labios
volvería a vivir la dulce imposibilidad de un sueño.

Eres mi pecado, en tus brazos soy lo que no soy.
Eres mi debilidad, solo tu mirada me vulnera.
Eres mi alimento, el hambre ansiosa por tus labios
Es esta sed en mi alma insaciable que me quema.

Eres obsesión, No concibo la noche sin tus manos.
Eres dolor, tu ausencia es un abismo que me traga.
Eres razón, solo verte ya es de por si una alegría.
Eres poema, estas en cada verso y en cada palabra.

Te atrapo con boca ansiosa en medio de la noche
Sofoco tus pensamientos con la furia de mis besos.
Con mis brazos te encadeno y no te dejo escapar
en la complicidad íntima que arde en mi lecho.

Sueño con encontrarte enredada y desnuda toda
Cuando el alba enciende su línea silenciosa y fría.
Y escalar el muro de tu cuerpo con la enredadera
de mis dedos como cálida miel pura y derretida.

Publicar un comentario