miércoles, 27 de julio de 2011

ADICTOS III

NOSOTROS ADICTOS

Solo bastara que mis ojos
se miren en el balcón de tu mirada
Para amarte como tú me amas y yo te amo.
Y bastara posar en tu boca
mis labios como una paloma
Para sentir tu temblor de junco
y orquídea en mis dedos.
Bastara oler el perfume de tu presencia
para que suban mis dedos peldaños a peldaños
hacia el altar de tus deseos.
Enmascarados bajo el embrujo del beso,
Encontramos la excusa perfecta
Para hacernos un enjambre de ansias.
Y en una enlazado nudo de cuerpos
Tu y yo, cómplices de nuestros anhelos,
cómplices de nuestra hambre,
cómplices entre sabanas y almohadas,
cómplices entre el alba y la noche
y seamos en la más ardiente conjugación
dos almas adictas al pan sexual y la harina del orgasmo.
Y en este molino de viento que gira y gira y gira
Y nos lleva enredados en sus espigas de trigo
seamos profundamente Tocata y Fuga
Quinta Sinfonía y Réquiem de esta pasión
Que nos quema y nos ata con sus cadenas.
Esta hoguera adicta en los besos y miradas,
En los tectónicos de la carne y los deseos,
En este nudo que nos ata y desata,
En este dolor de amar y dar
En este analgésica tormenta que nos ciega
En este trigal profundo donde somos,
tu y yo, Hombre y Mujer…un solo verbo.
Publicar un comentario