jueves, 16 de febrero de 2017

DE CANELA Y CAFÉ...


En este segundo he dejado de respirar
Yo poeta aquí a tus pies frágil etrusca
De caballera cobriza y ojos tan bellos
Inclino mi verso a la sonrisa de tus labios.
Intento leer en esa mirada de horizontes
En esa sonrisa de Gioconda que arde
En esa piel mármol de fino carrara
En ese aire de diosa de luna y roselo.
Busco memoria en mi heredad de lombardo
En Ti algo me habla, me dice, me grita.
Tal vez en otro tiempo en otro bosque
Te vi Sílfide entre las rosas y las fucsias.
Ahora sentado mirando la tarde húmeda
De lluvia y viento en mi ventana,
Estoy mirando tu rostro de Gioconda,
Tengo en mi memoria tu desnudez de Carrara
Y mi corazón el perfume de tu mirada
De reina orquídea…

Alondra cobriza…
Yo poeta de argonauta y grillos
Yo artesano de letras y sueños
Mirándote navego hacia tus ojos
Quiero anclar mis besos en tu boca
Anhelo tejer con las hormigas en tu piel
Y en la encrucijada de tus brazos
Encontrar el sendero perfumado
Que me lleve directo a tu reino
Y pueda en tu corazón quedarme

Escribiendo este poema de canela y café.

Walter Pineda©2017
Publicar un comentario en la entrada