domingo, 14 de mayo de 2017

OLEAJE EN EL VIENTO


Se me inunda el corazón
de un mar profundo.
Se me llena el pensamiento
de hojarascas y nostalgias.
Se me humedecen los ojos
de horizontes y lunas.
Se me endulzan los labios
con besos que trae el viento.
Se me anidan miradas
como golondrinas perdidas.
Se doblan las espigas de mi alma
cuando sopla la melancolía su salmo.
Se desguaza mi corazón en cada latido
que me muerde en tu nombre.
Se rompe mi pena
en el oleaje de la tarde que hunde su proa.
Se van mis tristezas secretas de hombre
en la procesión de los ríos a la mar océano.
Se desteje mi alma en las estrellas
Como se siega el trigal bajo la luna.
Soy nota en un pentagrama de negras corcheas
Y blancas fusas que escribe la noche tan sola.
Olvide pasos en la sal de la arena
Y besos en labios que me negaron.
No dije Adiós cuando me marche
Porque no pensaba regresar.
Ahora, como un puñal clavo este suspiro en mi pecho
Y hago con invisible lágrimas este salmo de penas.
Inundo mi corazón de un mar profundo
Y soy oleaje de nostalgias en el viento.

Walter Pineda©2017
Publicar un comentario