lunes, 28 de febrero de 2011

FUERTE OLEAJE


Me siento sin defensas ante tu mirada,
Frágil ante la tentación roja de tu boca
Vulnerable a la trama de tus manos
Y al calor húmedo de tu orquídea rosa.

Tú eres el viento cálido que sopla dulce
Tú eres en mi jardín la orquídea reina.
Si pudiera dibujar un sueño en tu telar
Solamente con la punta de mi lengua.

Desnuda al alba como una simple espiga
Te anudas a mi piel no solo con tu boca.
Buscas en la miel ansiosa de tus deseos,
el infinito morir dulce de tus íntimas olas.

Siento la humedad cálida de tu rocío,
en mis brazos sofocada por mis besos,
te encuentras aferrada con todo a mí,
con tus caderas danzas sobre mi cuerpo

Tejes en mi corazón de argonauta poeta
con los mimbres de tu desnudo universo.
Alimentas mareas altas con lácteas lunas
y me entregas el frescor de tus pechos.

Dame de tu lengua inquieta eses juego
que provoca tu deseo de maduras cerezas,
de sentir mis dedos dibujarte así desnuda,
Así por dentro y por fuera como greda.
Publicar un comentario