jueves, 25 de agosto de 2011

LACTEO DE LUNA




En el oleaje de la noche
la memoria de mis venas
escribo con tinta de rosas
en la savia de mis vetas.

Soy brisa que humedece
labios dulces de mi hembra,
en rocío que baja en lucero
tu desnudez me contempla.

En la llamarada una rosa
Enciende luz en tus arterias
tus carnes en mis manos
son el templo de mi greda.

Siembro suspiros en surcos
De tus perfumadas gemas,
te embrujo con mis versos
Y te desnudo en poemas.

Te desato como una ola
te fundo como estrella
y en el crisol de tu boca
mi lengua gitana quema,
y en el molino de mis besos
Eres la llama en mi hoguera.

Somos espigas maduras
que en miel pura queman
miradas como suspiros,
deseos como carnal leña,
ansias de cielo y noche
hambre de luna llena,
y para el único pecado
eres mi fruta predilecta,
ya por el muro de tu piel
manos de artesano trepan,
dibujando con mis dedos
el temblor de tus venas,
en el nudo que nos ata
tu y yo somos la cosecha.
Publicar un comentario