lunes, 28 de marzo de 2011

YO LE CANTO AL AMOR



Yo con mi laúd de grillos y lluvias
Le canto al Amor que pudo ser eterno
Le canto al que es una llama viva y danzante,
le canto al enamorado y al que sufre,
al que sueña y al que espera y espera
lo que nunca tal vez llegará.

Le canto al amor lejano
Ese que sueña y espera al otro lado del mundo
Al que suspiran calandrias en otro hemisferio,
Al que otro lado del océano o la cordillera
Mira el horizonte de su corazón hechizado
O al que está en silencio simplemente
al otro lado de la calle de la fría ciudad que me habita.

Le canto al desconsuelo de un lecho vacio,
A los que caminan solos pisando hojas de otoño,
A los que lloran en silencio la ausencia de besos
A los que mueren lentos en el olvido terrible
A los que agonizan en el deseo no consumado
Mi canto es sollozo en los ojos del que nunca será amado
Del que se consume en las llamas frías del desamor
Del humillado en cama ajena
Del traicionado en cama propia
Del que bajo un embrujo de vinos amargos
Se rompió una noche como una copa de greda.

Yo no le canto al amor y su cara de medusa
Al de hipocresías y egoísmos y vanidades
A ese cruel en ambición que endiosa el ego
Y hace de sus mieles sagradas sacrílegas hieles

Yo le canto al Amor
embrujado en lunas y llamas que dan vida
Al hechizado con solo miradas y hace suspiros
Al que hace encoger el corazón de alegría
Al de las mariposas que sacuden alas con su vuelo
Al que te envuelve en sutil vendajes el alma
Al que te vulnera sin palabras ni besos,
Ese excelso en emociones que te humedece
Y cosquillas te da en los sentidos despiertos.


Yo le canto al Amor sin egoísmos
Y si mi corazón llorar quisiera
por algún dulce amor ya perdido,
la misma razón que me llevo amarla
me dicta en mi pecho esta alegría,
y aunque ya no sea en mis brazos
de sentir feliz al ser que yo amé un día.
Publicar un comentario