viernes, 13 de mayo de 2011

MUJER, ERES MI INSPIRACION


Mujer, ERES mi inspiración.
No sabes cómo te he nombro en mí en la celda de mi silencio.
Escribo en los muros de mi cautiverio
tu nombre de noble romana.
Yazgo en las sombras beatificando tu memoria.
Cada estrella que me acoge en su lejano asilo
tiene el perfume cálido de tu mirada.
Cada grillo que llora en el alba
teje redes invisibles de rosas con la memoria de tus besos.

Qué dulce es amarte así Mujer,
Lo amargo es no tenerte, entonces
te mueres en cada atardecer que abre su cortinaje,
agonizas en cada luna llena que gira en el cielo,
te ahoga en cada ola y en cada brisa sollozas,
sabes que mis manos, las mismas que saben
de la geografía de tu cuerpo, sin Ti se torna frías.

Si, Eres la leña exacta para mi hoguera
el aliento para mi velamen argonauta
el agua para mi sed
el pan para mi hambre
el surco para mi siembra.
Eres Tú Mujer mi inspiración.
Te invento, te imagino, te construyo, te tallo,
Te siembro y te cosecho,
te hago en mi lagar, vino,
En mi océano todo el oleaje,
En mi crisol el cobrizo el sentimiento,
En mi lecho eres el trigal para mi harina,
Y en mi caminar,
El paso que me guía y la mano que me sostiene.
Serán tus ojos lo último que yo miré de este mundo.

Si, Eres Tú la inspiración para el poeta
y la razón para el hombre.
Ay, Mujer, que me dueles,
sopla sobre mi corazón como si Tu fueses una diosa
y haz de mí, greda húmeda y cálida,
como si yo hubiese salido de tu costado.
Yo poeta grillo y argonauta te moldeó
para esta dulce flama que nos quema
y se llama como tu nombre, poesía.
Yo simplemente soy el que te escribe
poemas en papel de corazón.
Publicar un comentario