martes, 27 de enero de 2015

EL TESORO DE TENERTE ENTRE LOS BRAZOS


En el amor
mi corazón ha madurado
para vivir tu amor,
dulce melodía de mis días.
He aprendido a valorar
lo que tengo y he logrado,
que la entrega de una mujer
va más allá de la simple carne,
que cada amanecer junto a ella
es una bendición para la vida.
Aprendí a leer en tus ojos
el lenguaje de tus anhelos,
y que el sabor de tus labios
es más dulce cuando te extraño,
que el calor de tus brazos
adormece las penas del día,
y que tu cabeza y la mía
en la misma almohada,
son un solo pensamiento.
Valoro cada beso de tu boca,
Cada caricia de tus cálidas manos,
Cada mirada de tus bellos ojos
Y cada paso tuyo en mi alcoba.
Sé que no es igual una luna solitaria
que un plenilunio asido a tu cintura.
Sé que en mi pecho los latidos son distintos
cuando tú estás entre mis brazos.
Sé que hasta el pan sabe distinto
si estoy contigo compartiendo la mesa.
Y mi lecho es un desierto frío sin ti,
Y contigo entre las sábanas?,
simplemente es todo primavera.
Por eso, Mujer,
Sé que tú entrega desnuda
Va más allá de la simple carne…
porque queda el alma involucrada
en cada beso que se desprende
como golondrina de tu boca.

©WalterPineda™
Publicar un comentario