sábado, 31 de enero de 2015

REGÁLAME UN INSTANTE DE TU VIDA



Mujer,
Mírame para soñar contigo
que eres un vivo sentimiento en mi vida,
un pensamiento descalzo en medianoche.
Me tocas el corazón con tu sonrisa
Y tu mirada me envuelve el alma.
Lo que vivo y siento en silencio por Ti,
a veces es una tristeza que me acompaña
en esta soledad que dibujo en el muro como sombra.
A veces es solo una brisa entre las hojas de la noche.
Simplemente
estoy en agonía por un beso de tu boca.

Mujer, Mírame
para soñar con la poesía de tus ojos,
regálame un instante de tu vida
para soñar hasta que mi tiempo se conjugue
en pretérito indefinido en el futuro,
sé en mis brazos esa brisa que mueve el trigal,
el oleaje preciso para robarte besos como uvas,
y llenar esta copa vacía con tus suspiros
que serán tesoro en el misal de mi memoria.

Mañana
Entre lunas que serán tejidas bajo estrellas de nostalgia,
Recordaré tus besos que fueron míos una noche,
La desnudez santa de tu cáliz y tu templo,
Tu lengua dejando huella en mi corazón,
Leeré poemas que tendrán el perfume de tu cuerpo,
Y escribiré rosas y alondras en el jardín de mi evangelio.
Mañana
Volveré hacerte el amor
en cada verso que yo escriba con tinta de melancolía,
y mientras mis ojos se humedezcan en silencio
estaré rimando tus labios con los míos
en el nudo que nos hizo cómplices
la noche o el día o la tarde o la mañana
que en mis brazos fuiste solo poesía.

©WalterPineda™
Publicar un comentario