miércoles, 21 de enero de 2015

LUCERO DEL ALBA FRÍA

Yo me quería enamorar,
Ella no...
Aun así me robo miradas,
besos húmedos y tentadores de sueños
madrugadas cómplices de carne y oleaje,
caricias bajo la luna ciega,
susurro entre latidos acelerados,
más de un poema improvisado.

Me quería enamorar,
De la mirada verde de sus ojos azules,
De sus aromas a orquídeas y azaleas,
Del sonidos de sus pasos en mi alcoba,
De la tibieza de sus sábanas de luna,
De sus besos miel y trigo,
De su voz dulce en mis oídos,
Incluso de sus sueños imposibles…

Juego cruel nos hace jugar el Amor,
Nos asalta en descampado a cara descubierta,
Y nos hace protagonistas enmascarados,
Sombras de la noche a pleno día,
A veces silenciosos sentimientos,
Hasta hambre padecemos,
Sed nos aflige junto al río,
Corazón encadenado,
Voluntad bajo recurso de amparo,
Cruel juego es el del Amor,
Con cartas marcadas hace trampa,
Vulnera nuestros sentimientos
Y nos hace esclavos de sus caprichos bipolares.

Y pese a que era mía de pie a cabeza
En horas invisibles…
Yo me quería enamorar,
Pero Ella no…
Por eso se quedó desnuda y silenciosa
Entre los versos de luna y rosa
de un poema escrito en el corazón.


©WalterPineda™
Publicar un comentario